22 feb. 2016

Un empate que aleja al Atleti de la Liga

El #Atleti sigue segundo. Foto:Ágel Gutiérrez/clubatleticodemadrid,com

Ante el Villarreal se notaron las ausencias, esos jugadores que como Carrasco rompen a nuestro favor un partido dominado por el tacticismo y el control de los espacios. Esta vez, las soluciones aportadas en la segunda parte desde el banquillo para abrir el partido no fueron suficientes porque algunos ya habían salido desde el principio. El Atleti se acercó con algo más de peligro a la portería del Villarreal pero no hizo suficientes méritos para llevarse la victoria. Los ocho puntos de distancia que nos separan del Barcelona parecen insalvables no tanto por la distancia matemática sino porque partidos como el de ayer evidencian que el Atleti sigue siendo penalizado por la falta de gol. El Barça, e incluso el Real Madrid, resuelven muchos de sus partidos, incluso jugando mucho peor que el Atleti, por el acierto goleador de sus delanteras. Griezmann lleva varios partidos sin marcar.




El resultado sirve, al menos, para mantener a raya en la tabla al Villarreal, cuarto a sólo seis puntos del Atleti. El equipo amarillo también sabe lo que es defender, sólo 18 goles encajados, de modo que ambos entrenadores plantaron un partido muy táctico, incluso feo, donde nada se movía sin que estuviera controlado. Salvo quizás Correa, aunque lo suyo fue más intención que otra cosa. Con dos equipos jugando a la misma cosa, igual de bien posicionados, se notaba demasiado el miedo a recibir un gol que luego iba a ser casi imposible de remontar. En la primera parte hubo pocas ocasiones claras.

Ya en la segunda hubo que esperar al minuto 20 para que el partido se rompiera, por cansancio físico, mental o simplemente porque sí. La reacción de Simeone fue inmediata. Lo estaba esperando. Introdujo a Óliver para que, ahora sí con espacios, filtrara pases a Torres y a los jugadores de segunda línea que se incorporaran. No fue suficiente esta vez. Quizás la entrada de Correa en la segunda parte hubiera sido más efectiva en vez desde la titularidad. Pero es que no había más. Vietto también lo intentó en los últimos minutos y Kravenitter salió para evitar que en una contra nos mancillaran el Calderón cuando Marcelino sacó al campo a dos exatléticos, Adrián y Leo Batistao.





El Atleti tiene que concentrarse ahora en la Champions, lo más importante de la temporada. El PSV es un rival asequible a la espera de que se recuperen los jugadores lesionados que fortalezcan el equipo para el tramo final de la temporada. No perdamos el objetivo.

Conversamos en el twitter de SomosAtleti.