22 oct. 2014

Un gran partido lleno de buenas noticias

Mandzukic y Griezmann marcan en el Calderón
Ganar un partido en la Champions League siempre es buena noticia. Ganarlo por 5 a 0 es una extraordinaria noticia. Y ganarlo, como lo ha ganado el #Atleti, con las circunstancias que se han producido complementa la buenas noticias.

El primer tiempo se jugó en una cierta espesura. No encontraba el Atleti el camino fácil hacia la portería del Malmö. Hubo ocasiones, pero faltaba claridad, conexión, ideas originales. Koke y Arda (los dos en estado de gracia) movían bien al equipo, y acercaban el balón al área rival con criterio. Pero todo quedó en un par de oportunidades, balón de Griezmann al palo, incluido.

La primera buena noticia llegó nada más empezar el segundo tiempo. Hacía falta un gol para aclarar el partido a nuestro favor. Lo consiguió Koke, al que sólo le faltaba marcar para cristalizar su buen fútbol.


Marcan todos los nuevos


La segunda buena noticia: que también marcó Mandzukic. Es imperativo que lo haga, porque es lo que se espera de él. Problema: que, de momento, la conexión mágica que había entre Koke y Diego Costa aún no ha terminado de producirse entre Koke (o cualquier otro) y el croata. Mandzukic juega de otra manera. Su hábitat no es todo el campo, como lo era para Costa. Nuestro 9 instala su tienda de campaña en el área. Y si puede lo hace en el área pequeña. Ahí es un mal sueño para la defensa contraria. Hace buenos movimientos, pero sus compañeros aún no le ven lo suficiente. Hará falta tiempo, aunque ante el Malmö, por fin, hemos tenido un avance de lo que tiene que convertirse en natural: gol de Mandzukic a pocos metros de la portería.

Más buenas noticias. Griezmann ha marcado. Le ha costado mucho estrenarse en el Calderón. Desde que empezó la temporada, el francés vive angustiado y cargado de ansiedad por demostrar que es un jugador que merece estar donde está. Lo merece, seguro. Pero hoy, además, ha marcado. Parecía que el balón se iba a resistir, pero acabó entrando.

Otra buena noticia: también marcó Cerci. Otro delantero recién llegado que abre su cuenta en casa. Su zurda nos tiene que dar muchas satisfacciones con el paso del tiempo.

Y como remate: el gol a balón parado. No puede faltar en un partido del Atleti. Y de Godín.

Algo más: el Atleti ya no es sólo el equipo intenso, cuyo juego algunos desprecian. El segundo tiempo ante el Malmö ha sido una demostración de que el Atleti sabe jugar un fútbol menos directo y más elaborado, cuando hay que hacerlo. A ratos, ha sido el Atleti del tiki-taka. Otra excelente noticia.

Estamos en el camino. El arranque de temporada ha resultado ser irregular, pero la marcha se va enderezando. La Champions está encarrilada. En la Liga no nos descolgamos. La Copa se ha puesto difícil, pero así es más divertido. Ánimo. Partido a partido.

Síguenos en Twitter: @somosatleti