19 oct. 2014

El Atleti gana por el aire mientras afina la puntería

La victoria vino por el aire. Foto: www.clubatleticodemadrid.com
De cabeza o con el pie, pero el gol llega siempre corner mediante. El balón parado del Atleti genera pánico entre los rivales y ya no hay partido en que el gol rojoblanco no venga de forma directa o indirecta de un saque de esquina o falta. Mientras averiguamos otras maneras de hacer gol, el ejército del Aire celebra su 75 aniversario con el equipo que mejor trata los balones aéreos de todo el campeonato. La PAPEA, patrulla acrobática de paracaidistas, aterrizó en el Calderón con las banderas del Espanyol, del Atleti y de España. Sin misericordia alguna, el "paraca" que tuvo que llevar la bandera del Espanyol se llevó una pitada, Lo que hay que oir.

Que saquemos los partidos adelante, aunque sea con dolores de cabeza por los testarazos, no significa que no tengamos un problema. El Atleti juega bien, incluso muy bien. Koke y Arda están espectaculares cuando cogen el balón y miran hacia arriba. Se cruzan de banda, se tiran hacia el interior, pase corto, largo, regates... Detrás Gabi recupera su mejor forma y Tiago, oh, my God, Tiago, qué bueno que te quedaste. Tiago da lecciones magistrales cada partido. Está en su mejor momento de forma desde que llegó al Atlético de Madrid. Acabó lesionado aunque no parece grave. Su sustituto no lo hizo peor y eso que era Mario Suárez. Refrendó su buena incorporación con el segundo gol. Le ha sentado fenomenal el banquillo y es una gran noticia que le haya espabilado y no deprimido como a los flojos de carácter. Si va a luchar por el puesto tendrá sitio en una temporada larga y que se presenta muy dura. Recuerden el bonito cuadro de Copa que se presenta.



El problema está arriba. Simeone busca la mejor manera de acoplar a Mandzukic con todas las compañías posibles. Trabaja como nadie el croata pero le cuesta meter gol y la paciencia se va agotando poco a poco. Durará lo que nos duren los corners. Sólo su esfuerzo mantiene su buena sintonía con la grada. Y las ganas de que triunfe.

La otra buena noticia es la defensa. Volvemos a dejar la puerta a cero. El Espanyol sólo gozó de una clara ocasión de gol en la primera parte cuando el encuentro iba cero a cero. La solventó Moyá con una gran parada. A partir de ahí Godín estuvo imperial. El sólo se ocupó de cubrir su sitio y los que dejaban los laterales cuando subían y dejaban su puerta abierta al contraataque. Le acompañó Giménez esta vez, que estuvo muy correcto.

El Atleti sigue a un punto del Real Madrid y a cinco de Barcelona, mientras se encuentran soluciones para que un 2-0 como el de hoy sea una goleada cuando entren también los balones que se generan en las jugadas a ras de suelo.

Conversamos en el twitter de SomosAtleti y en el de José Vallés