12 sept. 2014

Se vuelve a hablar del derbi


Miranda, el último en llegar tras el parón. Foto:www.clubatleticodemadrid.com

Realmente se vuelve a hablar sólo de una de las partes pero eso ya indica algo.  En los días previos se habla del Real Madrid, de sus problemas, de sus cuitas, de sus virus. El Real Madrid tiene fiebre antes del derbi. Algo ha cambiado. Que menudo viaje se ha pegado Marcelo de su concentración con Brasil para no jugar, el pobre; que Modric jugó el jueves un partido; que si Ronaldo se recupera a tiempo o no; que si Illaramendi será capaz de dar la talla si sustituye a Khedira; que si sacan de la despensa a Arbeloa por Carvajal o improvisan con Ramos en el lateral, porque claro, el virus les está matando, el FIFA digo. Fiebre, mucha fiebre. Una lástima que ya esté cerrado el mercado siempre se podía haber tirado de chequera ante tanto contratiempo.

 
Además Ancelotti tiene, al parecer, un problemón estratégico para el sábado, un tetris cuasi imposible de componer en el centro del campo. Son tan buenos todos los jugadores (James, Isco, Modric, Bale…) que no hay manera de colocarlos… ¡Porque no defienden lo suficiente y sólo miran hacia arriba! El caso es que los mismos que argumentan tal cosa acusan al rival (recuerden, se trata del Atlético de Madrid) de ser un equipo ultradefensivo que no plantea nada en ataque. Ay, la temperatura.

De modo que si al final en el campo se vuelve a romper el statu quo, si el Real Madrid no gana el derbi, seguirán hablando del mismo equipo, de sus virus y sus tetris, no esperen que resalten las virtudes del rival. Aún así habrá muchos que no resistan la tentación de tirar por el camino de en medio y entonces sí se acordarán del Atleti buscando, ya saben, violencia extradeportiva.

Si el Atleti sale contento del Bernabéu como si no, pocos vamos a recordar que el virus FIFA nos ha dejado sin un habitual recurso para las segundas partes como es Cebolla Rodríguez; que seguramente nos dejará sin un titular indiscutible y necesario para el juego de ataque como Arda Turán; que Miranda también estuvo en Brasil y además jugó; y que Mandzukic juega en la misma Croacia que Modric. Nosotros tenemos un virus que nos mueve, nos motiva y nos ilusiona partido a partido. Sin excusas. Vamos a por ellos.

Conversamos en el twitter de SomosAtleti