18 may. 2014

Un Atleti eterno conquista la Liga

La foto de los campeones. Héroes. Foto: www.clubatleticodemadrid.com
La Justicia se encarnó en Godín, en ese salto imperial, suspensión en el aire que de ser necesario se hubiera alzado un metro más; en la violencia de su golpeo con la cabeza, como dicen los cánones, botando medio metro antes del portero. Imparable, superando a Pinto o a una malla de alambre si la hubiera habido. Todos rematamos con el uruguayo. La épica de la remontada no podía faltar en un partido a vida o muerte que empezó con muerte, con el peor parte de guerra posible. Pero así son las mejores victorias del Atleti (ya ocurrió en la Copa 2013) y con esta en concreto, sin ayudas, sin sospechas de terceros intereses, sin los mejores jugadores sobre el campo, en casa del mejor rival posible extra motivado por poder salvar su particular annus horribilis, con todas estas circunstancias digo, el Atleti se sacude la presión, juega un partidazo y sale campeón. Campeón de Liga, oiga.



Que nadie le ha regalado nada a este Atleti, y menos en el último partido, compendio de todas las virtudes y limitaciones de este equipo. Porque en el minuto 23 nuestros dos mejores jugadores, el más goleador y el más talentoso se iban rotos, uno por la lesión que arrastra a causa de la sobreexplotación muscular a la que ha sido sometido a falta de alternativas y el otro por un golpe que seguramente le ha afectado a una lesión previa. En el lado contrario, Neymar, con un coste de más de 100 millones de euros acabó saliendo al campo en sustitución de Pedro, campeón del mundo, de Europa, y uno de los máximos goleadores de La Roja. Diferencias de presupuesto que el Cholo ha suplido sublimando la capacidad de sacrificio, solidaridad, y concentración de sus jugadores, de los que además ha sacado el 100% de su calidad futbolística, aunque alguno se resiste. Partido a partido ha sido posible hacer el milagro.





Entre las virtudes, una de las que se habla poco en comparación con la intensidad y la agresividad. El buen fútbol es tónica dominante de este equipo cuando lo necesita y el otro equipo también lo practica. Así se ha visto en todos los grandes encuentros de esta temporada y especialmente contra el Barcelona. Ayer el Atleti demostró además una cualidad de la que carece el Barça: versatilidad en su juego. El equipo del Cholo es capaz de interpretar cada fase del partido en función de sus intereses. Adelanta lineas, presiona y ataca como un león o repliega, se junta y defiende como si se jugara el descenso. Puede jugar al contraataque o darle al tikitaka si tiene a sus jugones sobre el campo. Ayer vimos casi todas las facetas y eso que las lesiones dejaron a Simeone casi sin alternativas para improvisar. Qué les diría el entrenador en el descanso para levantar al equipo con el gol en contra y sus dos cracks fuera del campo. Él mismo lo contó en sala de prensa y como dice Simeone, se ha demostrado que hay otras formas de ganar:





Este es ya un Atleti eterno. A lo mejor ahora cuesta digerirlo porque no es posible ver con perspectiva algo que nos acaba de suceder pero este Atleti de los records pasará a la historia haga lo que haga el sábado que viene. Por su forma de jugar, por su forma de ganar, por la manera de salir victorioso en un entorno hostil creado para que sólo los dos grandes canten el alirón. Aquí se ha alzado un gigante a base de humildad, trabajo y fortaleza en el que todos han puesto de su parte. La directiva, aunque sea por no molestar mucho, los jugadores que se han hecho enormes en este equipo, el cuerpo técnico, al que Simeone tuvo el detalle de subir a la rueda de prensa, la afición, inconmensurable, y hasta el espíritu siempre presente de Luis Aragonés.





Prácticamente no hay nadie que no reconozca el mérito del Atleti. La afición del Barça tuvo el detalle de reconocerlo ovacionando a los rojiblancos por la conquista del título. Simeone fue el primero en agradecer el gesto de la grada culé. Muchos deberían tomar ejemplo:



Neptuno celebró la victoria y se citó para el sábado que viene. Las bajas son clave (casi segura la de Costa) pero la moral del equipo se verá reforzada con la consecución de la Liga. A Lisboa los jugadores van a ir sin la presión de poder perder los dos títulos así que podrán jugar sin tanta tensión. Será difícil, muy difícil, pero así es como el Atleti conquista la gloria.

Conversamos en el twitter de SomosAtleti y en el de José Vallés.