30 nov. 2013

Partidos cocinados a fuego lento

Adrián ha vuelto
Algunos días, el #Atleti se desboca y tritura a sus rivales con rapidez y sin piedad. El partido contra el Getafe es un ejemplo. Otras veces, la táctica requiere matices, se dejan de lado las prisas, y se cocina la victoria a fuego lento.

En Elche, Simeone ha evitado que el equipo se desmelenara, porque no se fiaba del contrario. Ha hecho que el Atleti esperara con paciencia. Ha cedido el balón, como otras muchas veces, hasta constatar que era suficiente con poner un poco más de combustible en el motor para llevarse los puntos. Y así ha sido.

Llegado el segundo tiempo, se han subido las revoluciones, el balón ha pasado a ser de nuestra propiedad, y Simeone ha hecho sabiamente los dos cambios que iban a decantar el resultado. Ha entrado al campo Raúl García, y un disparo suyo rechazado por el portero ha terminado por ser el gol de Koke. Poco después, entra Adrián, y un pase estilo Iniesta ha permitido a Diego Costa marcar su gol de cada partido.

Raúl y Adrián han conseguido ganar una importancia capital en el equipo. Cuesta encontrar en Raúl algo que haga mal. Y Adrián ha conseguido por fin escapar de la nube en la que llevaba más de un año, para recordarnos la clase que le hizo grande en el Atleti hace un par de temporadas.

Con los tres puntos de hoy, el Atleti ya suma 40. Hace algunas temporadas soñábamos con alcanzar esa cifra al final de la temporada, porque suponía que estábamos salvados del descenso. Hoy miramos hacia arriba al Barcelona (no tan arriba), y para ver al Real Madrid tenemos que mirar hacia abajo. Y, sin pretender que estemos ya en el cielo de los elegidos, nos atrevemos a mirar también hacia Europa. Tenemos una cuenta pendiente desde 1974, y quién sabe si estamos cerca de cobrarla. Eso sí, como bien dice el míster... partido a partido.

Síguenos en Twitter: @somosatleti