1 sept. 2013

El Atleti es la gota malaya

No debe ser muy agradable que te inmovilicen, coloquen un grifo por encima de ti, y dejen caer un gota a gota sobre tu cabeza, ininterrumpido, durante horas o días.  La tortura conocida como gota malaya. Los torturados acaban desquiciados. 

El Atleti es como la gota malaya. Presiona, y presiona, y presiona. Y cuando parece que va a dejar de hacerlo vuelve a presionar y a presionar. Lo hace frente a todos los equipos, grandes, medianos y pequeños, supuestamente superiores o presuntamente inferiores, cuando va ganando, empatando o perdiendo. Los rivales se desquician. Como diría un castizo, el Atleti es un equipo muy "pesao". Un dolor de muelas. Una gota malaya.

Ante el Barcelona hubo un ejemplo: en el partido de ida, Alves trataba de sacar el balón de su campo cuando le rodearon cuatro jugadores del Atleti, y le quitaron la pelota. Ante la Real Sociedad, una jugada sirve como pista de nuestro estilo: Gabi ha llegado a presionar a Carlos Vela cuando el futbolista de la Real estaba fuera del campo, y el balón también. El Atleti desactiva, desenchufa a sus a sus rivales, los cortocircuita. La gota malaya.

Pero no se puede desconectar, porque si desconectas el rival se enchufa otra vez. El error del gol de la Real es impropio del Atleti. Un absurdo despiste en el saque de una falta ha regalado una ocasión muy bien aprovechada por el equipo vasco. 

El Atleti tiene una muy buena plantilla, pero no es comparable con las del Barcelona y el Real Madrid. Sin embargo, la calidad individual se puede compensar con una suma de intensidad, presión y la creatividad que aportan algunos de los jugadores del equipo (mucha, por cierto: Arda, Villa, Koke y los paradones de Courtois. Los dos que ha hecho hoy al final del partido son de los que valen puntos y títulos). ¿Puede eso permitirnos soñar con la Liga? Sería ir demasiado lejos, pero un largo viaje siempre empieza con un primer paso. Y el Atleti ya ha dado muchos pasos. Lleva varios años dando pasos. Simeone es el responsable. Aunque no sea malayo.

Conversamos en el twitter de SomosAtleti y en el de Vicente Vallés.