31 ene. 2012

Una piña que sufre y gana

#Atleti La imagen del final del partido con los jugadores abrazados con las caras desencajadas por el esfuerzo y las piernas acalambradas tras una merecida pero muy sufrida victoria en un territorio a menudo hostil es una fotografía que simboliza lo que el Cholo Simeone ha logrado con este equipo hace cinco jornadas desahuciado y mirando al descenso.

Contra el Osasuna se ha jugado un partido en general malo, trabado, con exceso de balón largo pero aún así equilibrado en defensa, intenso en la presión y ordenado en ataque. Se ha notado la ausencia de nuestro mejor jugador, Diego, aunque su sustituto Koke ha jugado un buen partido en la media punta. Se han fallado goles que nos hubieran dado tranquilidad pero Curtois ha salvado las pocas ocasiones del rival. Todo más o menos normal en un partido que se ha salvado sin grandes méritos en cuanto a juego.

Lo destacable por encima de todo es la capacidad de sufrimiento hasta el final, la intensidad mostrada en la defensa de la ventaja conseguida, el compromiso de todo el equipo por llevarse del Reyno de Navarra los tres puntos donde antes hubiéramos visto flaquear el ánimo y finalmente ver llegar el inexorable empate o, peor aún, la derrota. Pero todavía más allá. Lo más sorprendente de todo, el verdadero milagro del Cholo Simeone es lograr que ese compromiso dure ya cuatro partidos, que ese ánimo se haya convertido en cuatro jornadas con la portería a cero y que eso haya transformado un vestuario corrompido por la inoperancia y la abulia en una piña que sufre y gana hasta cuando no juega bien.

Te escuchamos en el twitter de SomosAtleti y en el de José Vallés.
Foto: Club Atlético de Madrid