26 nov. 2013

El Atleti, juez del grupo en el invierno ruso

El #Atleti, en la fría Rusia. Foto: www.clubatleticodemadrid.com
El Atleti llega a Rusia con parte del trabajo hecho porque con el primer puesto del grupo asegurado Simeone aún tiene la necesidad (y la oportunidad) en estos dos partidos que quedan de Champions de probar la fortaleza de su banquillo. Hoy es el día de Los Guilavogui, Óliver, Toby, Adrián, Insúa y Cebolla Rodríguez... Raúl García ya no tiene nada que demostrar. En juego, un millón de euros de premio al ganador, unos puntos en el ranking UEFA, otra ración de prestigio europeo y la demostración de que aquí todos dan el 100% de sí mismos.

 El Zenit llega a este encuentro en plena crisis en su Liga nacional pero eso no siempre sirve en la competición continental. El frío de San Petesburgo (se habla de -6º de sensación térmica a la hora del partido) puede pesar en el Atlético tanto como los muchos cambios que Simeone pondrá hoy sobre césped. Este suele ser uno de esos partidos trampa que pone en serios aprietos a cualquier equipo. Por fortuna no tiene trascendencia para la clasificación, que ya está solventada.





Simeone se deja medio equipo titular en casa (Costa, Villa, Arda, Tiago, Godín, ...) pero parece que no negocia con una parte fundamental de la columna vertebral: Koke y Gabi. El equipo técnico debe considerar que estos dos jugadores tienen una fortaleza física a prueba de bombas porque juegan practicamente todos los minutos de todos los partidos. Simeone cuenta con ellos hasta en los amistosos y sólo los sustituye cuando el partido está con una abultada ventaja a favor. Hoy será una buena oportunidad para ver cómo les acompañan Óliver y Guilavogui, mientras que en defensa habrá que confirmar si Alderweireld confirma las magníficas impresiones que ofreció ante el Getafe, donde ofreció seguridad en defensa y control a la hora de iniciar el ataque con desplazamientos largos de balón. Otro que no se pierde el partido es Juanfran, aunque sólo sea porque si se gana una tarjeta amarilla no jugaría el último e intrascendente partido de esta ronda y pasaría limpio a octavos.

Hulk será el mayor peligro al que se enfrentará la defensa atlética. El Zenit se la juega. Sus opciones dependen de lo que pase en este encuentro, igual que el Oporto, que tendrá un ojo puesto en este partido antes del suyo ante el Austria de Viena.

Conversamos en el twitter de SomosAtleti y en el de José Vallés.