4 may. 2013

El Atleti pide la hora al árbitro

Óliver ha mejorado el juego del Atleti
Conforme avanza la Liga se va viendo, cada vez vez con más claridad, que la temporada es muy larga para lo que el #Atleti puede dar de sí. El equipo tiene lo justo, y un poco menos. Se ha hecho un gran trabajo con lo que hay. 

Probablemente no se podía hacer más. Esa es la buena noticia. La mala noticia es que, salvo cambios para el próximo año, no será fácil ir más allá.

Estamos terminando peor de lo que empezamos. Esa impresión sólo podría cambiar con una victoria en la final de Copa, que justificaría cualquier sufrimiento y cualquier carencia previa. Pero se ha notado que el transcurrir del tiempo ha hecho que el Atleti haya sido progresivamente un equipo más industrial y menos artístico. Más musculoso que ingenioso. Con más fuerza que fútbol.

En las últimas semanas hemos echado de menos las perlas de calidad que aporta Arda. Ante el Dépor se ha notado su entrada en el segundo tiempo. También la de Óliver. El juego es distinto, para bien, cuando ellos están en el campo. Por un momento, los que tenemos la edad suficiente para recordarlo, también hemos echado de menos que Valerón jugara con nosotros, y no con el contrario. El juego del canario le daría al Atleti un impulso cualitativo que ahora escasea. El Atleti merodea por movimientos demasiados previsibles y poco imaginativos. No hay sorpresa, y en el fútbol hace falta alguna sorpresa.

Y aún así, el Atleti ha sido mejor, y ha merecido llevarse la victoria en Riazor. La cuenta atrás es mucho mejor cuando se suma de tres en tres. Si no es así, el final de temporada, y el objetivo de la Champions se vuelven demasiado angustiosos. Falta que le pidamos la hora al árbitro, no para que pite el final del partido, sino el final de la Liga.

Síguenos en Twitter: @somosatleti @vicentevallestv