3 sept. 2011

Diego Ribas: mucha ilusión y algunas dudas

#Atleti Les recomiendo que escuchen el podcast de la presentación de Diego Ribas ante la prensa en el Vicente Calderón, cortesía de Esto es Atleti. , porque a mí me ha sorprendido gratamente escucharle. Luego les diré por qué. 
Con Diego hemos cerrado (hasta el invierno) la plantilla, y con él llega, supuestamente, ese jugador que da un salto de calidad muy alto al equipo. De eso no tenemos duda aquellos que hemos visto jugar algún partido a Diego con su selección o con el Werder Bremen. Ya lo quiso fichar entonces el Atleti pero se adelantó o pujó mejor la Juventus. Y es aquí donde empiezan las dudas porque en el equipo italiano y después en el Wolfsburgo se ha visto otro jugador completamente distinto, lastrado por problemas de indisciplina. Problemas que si hubieran ocurrido en un solo equipo se podrían haber achacado al profesor, como hacen los malos estudiantes, pero no es el caso.
El caso ahora es que está aquí, y la dirección deportiva sabe que es una operación de alto riesgo. Lo es, primero, porque es mucha la expectación y la ilusión generada con él y no se sabe aún si responderá como en Bremen o como en Turín.
Lo es porque para que fuera posible su llegada el máximo accionista del equipo tenía que deshacerse de Forlán, al que ya tenía entre ceja y ceja por los problemas de indisciplina que tuvo con el entrenador el año pasado y que podía reproducir en esta temporada que no tenía asegurada la titularidad.Y si en algo tiene Diego precedentes es precisamente en tener problemas de indisciplina con sus entrenadores. Además, otra razón para vender a Forlán era su alta ficha, 4,5 millones. Diego Ribas cobrará 5 millones, más que ningún otro jugador de la plantilla. O se convierte en el crack del equipo o el vestuario puede estar molesto.
Conscientes de esto, el club no ha cruzado una línea roja en la negociación con el Wolfsburgo, la de un traspaso que te ata definitivamente al jugador. Diego llega cedido, como quería el Atleti por si al final no cumpliera las expectativas, aunque sin opción de compra. Esto significa que si lo hace mal, será un fracaso más de los que estamos acostumbrados, cinco millones menos y adiós muy buenas. Si lo hace bien, el Atleti se tendrá que pelear con el resto de pretendientes que se sumen a la puja para su fichaje definitivo, con la única ventaja (no menor) de tener al jugador ya integrado en la ciudad y en el equipo.
Por todo esto tenía ganas de escucharle, de su propia voz, lo que decía el día de su presentación. Esa oportunidad, por cierto, solo nos la brinda el podcast Esto es Atleti, que hace un trabajo excepcional ofreciéndonos de forma completa toda la rueda de prensa, algo que sólo los "mourinhistas" más acérrimos tienen el lujo de poder escuchar y ver. Pues bien, para empezar, Diego habla un castellano más que decente. Se expresa muy bien, parece culto, no elude en absoluto las preguntas con frases hechas y responde rápidamente sin ningún miedo. Denota que tiene claro lo que quiere, se le ve que está convencido de que ésta es la oportunidad de reivindicarse. Es consciente de lo que se espera de él pero responde claramente que viene a trabajar, a ponerse a las órdenes del entrenador y a integrarse en el equipo, porque, asegura, él no triunfará si no funciona el conjunto.
Me ha gustado y me ha transmitido confianza. Le queda ponerse en forma y empezar a demostrar que ha venido para quedarse.

Te escuchamos en el twitter de Somos Atleti y en el twitter de José Vallés